fbpx

Fomentando una vida familiar consciente y feliz

Pasar tiempo juntos como familia es una de las formas mas preciosas de crear vínculos emocionales fuertes, fortalecer la comunidad que es la familia, y reunirnos para fomentar el amor y respeto entre cada uno. Establecer como una prioridad el bienestar de los niños, así como de los adultos responsables de ellos, mediante una rutina organizada pero flexible, puede enriquecer mucho nuestro vínculo.

Cuando me imagino el día en que mis hijos terminen la escuela, algunos años más adelante, pienso que ya no estarán bajo mi cuidado directo, tendrán que ir navegando sus propias decisiones, encontrándose con desafíos, desplegando los recursos que tengan, andando en aquellos caminos que les toque transitar.

Qué puedo hacer hoy para que no solo sobrevivan si no que “aprendar a vivir”? Quizás una habilidad de vida, mas allá que aprendar a conducir, cuidar su salud, manejar el dinero, pueda ser el aprender a fluir espiritualmente. El desarrollo espiritual desde la infancia, según estudios de la Universidad de Columbia, es un fundamento esencial para la resiliencia, el carácter, la formación de la identidad, relaciones saludables y florecimiento en la adultez. Los estudios mencionados demuestran que una relación positiva, activa con nuestra espiritualidad desde la niñez, reduce las posibilidades de sufrir depresión, adicciones, comportamientos autodañinos en general.

Siempre confío en que mis hijos sabrán atravesar las dificultades de la vida, como la desilusión, enfermedad, pérdidas, ya que como familia, como madre, intento día a día mostrarme auténtica, humana, respetuosa, auténtica, como también me propongo ser un buen ejemplo cada vez que puedo.

Confío en que serán resilientes, y también en que crecerán como adultos maduros, amorosos y con criterio mental para poder dar y devolver estas cualidades al mundo.

Como adulto y como madre en mi propio camino, he tenido que desarrollar ciertas habilidades ya de grande, y me hubiese ayudado conocerlas de joven. Estas cualidades no necesariamente se enseñan en casa, ni en escuelas, como aprender a relajarnos; aprender a prestarnos atención y a cuidarnos a nosotros mismos; aprender a llevar la mirada a nuestro interior, conocer nuestras emociones, pensamientos; aprender a manejar el estres, a autoregularnos; lograr encontrar un sentido y propósito en la vida; vivir con sabiduría y compasión.

En este camino propio personal y espiritual he desarrollado JOYFUL KIDS, como punto de partida para facilitar a los adultos y niños, de manera individual, pero a la vez de manera conjunta, el desarrollo del camino personal, como espiritual (no religioso). Utilizamos técnicas holísticas integradas, que trabajan nuestro cuerpo físico, emocional, mental para devolvernos el sentido de unidad y bienestar.

Cada madre, padre, adulto responsible es distinto, por eso el camino es personalizado. A través de la Consulta Ayurveda y Programa de Meditación podrás organizar tu propia rutina y la de tu familia para trabajar y conseguir armonía y felicidad interior. A su vez acompañamos a los niños en este mismo camino a través de talleres de juego y relajación consciente, cocinando saludable y rico con ellos.

Nuestros talleres y consultas desde un enfoque práctico apuntan a facilitar a los miembros de la familia, la propia mirada interna, la expresion y comunicación de emociones, el aumento de la autoestima, el equilibrio en el Ser. Así cada uno, como cada familia con sus características propias, irá alimentando esa parte nuestra que muchas veces solo necesita nuestro cuidado y atención.



Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar